Manifiestos

Contando las 53 Semanas con Sindel - No. 38

Palabra 38 de 53 - Libélula

Sus alas intangibles ya no quisieron volar, 
por un triste y fatal desencanto; 
la libélula azul dejo de aletear. 
Sobre sus alas metálicas 
 el cielo lloro,  las hojas 
la protegieron, 
la hierba la arrulló.

Quieta en unas ramitas, 
yace la gema alada, 
sacudiendo el aguacero 
de sus lágrimas enamoradas. 
Se yergue, se alza, levanta sus alas. 
Su utopía se esfumo, y luctuosa, 
sin rumbo a una nueva puesta de sol partió.