Manifiestos

Contando Las Semanas Con Sindel - 42 de 52

Palabra 42 de 52 - Abrazo

La lluvia que azotaba mi techo, no me dejaba dormir.
Solo me acompañaba el cansado movimiento de las manecillas del relog. 
Un rayo alumbró el exterior y vi un rostro grotesco reflejarse en el espejo.
Sus ojos de fuego, inertes no salían de mi ángulo visual. 
Lo sentía acercarse perverso, acechante. 

De pronto, varios relámpagos enfurecidos iluminaron a la perfección, 
los contornos de unos brazos dantescos. Una melodía extraña hechizaba 
mis sentidos, mientras un abrazo gélido se aferraba a mi cuerpo. 
Senti su áspero roce, su aliento nauseabundo, y más que todo, 
su poderosa fuerza estrechándome. Y pude escuchar mis 
vísceras destriparse por dentro, y un fluido rojizo, 
viscoso a borbotones comenzó a salir de 
mis receptores sensoriales.