Manifiestos

Contando Las Semanas Con Sindel - 25 de 52

Palabra 25 de 52 - Miedo

Me desperté en un ataúd con sobresalto,
Al abrirse las puertas del eterno descanso
Un silencio sepulcral me cobijaba,
Con olor a morfinas, azahares y nardos.

Y vi, mi translucida, descompuesta materia,
Yacer inerte, revuelta con la fría tierra
Y los gusanos hambrientos sobre mi cuerpo,
Hacían festín del cadáver ya muerto.

Y no sentí terror, frio, calor ni dolor,
Solo un nauseabundo olor, con paz interior
Y en las noches cuando las almas salían en pena,
Sentía la mía, descansar tranquila y serena.

!Pero qué alegría,  estar sin miedo, sin belleza!
Feliz en esa tumba, descarnada, sin nobleza
Y junto a la lápida sepulcral, silenciosa,
Respiraba el aire inmortal como una diosa.